Desde los jóvenes de UGT valoramos la resolución adoptada que sigue la senda que se ha
propuesto en España y exigiremos que el nuevo Estatuto del Becario siga estas
recomendaciones.

El Comité de Jóvenes de la Comisión Europea de Sindicatos impulsó una propuesta que, tras ser
recogida por el partido social-demócrata y el partido “verde” europeos, se presentó a modo de
enmienda el pasado 15 de febrero ante el Parlamento Europeo. La enmienda solicitaba
prohibir los periodos de prácticas y de aprendizaje no remunerados, con el fin de evitar
prácticas de explotación hacia los jóvenes europeos.

Aunque el Parlamento Europeo ha votado a favor de una remuneración justa para los becarios,
no se han conseguido los suficientes apoyos para la prohibición de los periodos de prácticas no
remunerados.

La Resolución final aprobada por el Parlamento Europeo pide a los Estados Miembros que
faciliten el acceso de los jóvenes a periodos de prácticas y aprendizajes remunerados, de
calidad e inclusivos. Pide que se refuercen los sistemas de seguimientos garantizando así, que los
jóvenes reciban una primera experiencia laboral adecuada, oportunidades de mejora y nuevas
cualificaciones y credenciales. Condena del mismo modo, las prácticas no remuneradas como una
forma de explotación hacia los jóvenes trabajadores y una violación de sus derechos y, pide a
la Comisión y a los Estados Miembros que, en colaboración con el Parlamento Europeo, se
proponga un marco jurídico común para garantizar una remuneración justa a fin de evitar
prácticas de explotación. Así mismo, se menciona la importancia de que se brinde apoyo a los
empresarios que ofrecen estos periodos de prácticas y a los jóvenes con discapacidad.

Esta Resolución marca una senda en la que deben transitar los Estados Miembro y en la que,
esperamos, España se encuentre pronto por el bien de las personas becarias. Sin duda, adoptar
estas medidas supondría traer un marco de calidad en las prácticas único y acabar con el
fraude que existe en torno a las figuras de becas.

Además, estos resultados se producen solo 24 horas después de que un Organismos Europeo de
Derechos Humanos dictaminara que Bélgica, había violado partes de la Carta Social Europea al
no evitar prácticas fraudulentas que no eran remuneradas y que representaban un trabajo real.
Tras este fallo histórico sobre la denuncia y, respaldada por el Foro Europeo de la Juventud
junto con la CES, el ministro Belga se ha comprometido a tomar medidas al respecto en este
2022, año Europeo de la Juventud.